Info

Entra. Cierra la puerta y tira la llave. Estás dentro. Esta es tu sociedad. Disfruta del lugar donde café y cultura convergen.

Facebook Twitter Instagram Spotify Spotify

Archive for diciembre, 2013

La música es un arte indiscutible que tiene un enorme potencial al combinarla con otras artes, como la literatura. Una buena canción puede aportar a una novela nuevos matices, generar atmosferas más complejas o potenciar sensaciones.  Esto tan evidente y a la vez tan brillante es lo que han pensado los chicos de la editorial Alfaguara, que han puesto en marcha su proyecto Banda Sonora de una Novela, donde los propios autores crean playlists de Spotify que acompañan la lectura de sus novelas. Las canciones de la época en la que se desarrolla la historia de la novela, los temas favoritos de los protagonistas, o sencillamente la música que inspirara al autor en su proceso de creación.

Las primeras listas ya están creadas, y así Fernández Mallo elige a bandas como Portishead o Radiohead, Manuel Vilas a Christina Rosenvinge y Bob Dylan, Benjamín Prado se queda con Johnny Cash y Ben Harper y Roncagliolo con Nacha Pop o Iván Ferreiro.

Maravilloso, un bueno libro y la música que mejor lo acompaña ¿Se puede pedir más? Por supuesto, un Blackzi por favor.

Stefan Sagmeister es uno de los diseñadores más influyentes de los últimos tiempos. Estudió en Viena y Nueva York y ha trabajado en importantes agencias y estudios de diseño. Entre sus clientes destacan los Rolling Stones, Lou Reed, o The Guggenheim Museum. Ha escrito libros, impartido conferencias y exhibido en las principales ciudades del mundo.

Sin embargo, lo más interesante de su recorrido es quizá su trabajo personal entorno al concepto de la felicidad.

A través del diseño, el cine, la infografía, la escultura y las instalaciones interactivas, Sagmeister reflexiona sobre la felicidad y explora canales como la meditación, las terapias cognitivas o los medicamentos como mecanismos para alterar el humor y intervenir en la felicidad de las personas.

HappyShow2 BikeNeonSignHappyShow1

Las piezas que conformaron su exposición “The Happy Show” nos permiten adentrarnos en su universo más personal e intimo; una forma de conectar con su búsqueda personal de la satisfacción.

Un trabajo de lo más interesante, sin lugar a dudas.

Tuvimos el placer de conocerlos en las Creative Mornings Barcelona del pasado noviembre y desde entonces, somos más conscientes de la genialidad de estos dos hermanos.

Brosmind es el estudio fundado por Juan y Alejandro Mingarro en Barcelona, un estudio de ilustración, un laboratorio de ideas y un hervidero de locuras de estilo fresco y optimista que combinan fantasía y humor.

640olfato_mike_01w_tartaswagon_02

Estos dos chicos, no han parado de trabajar desde 2006, grandes marcas como Nike, Microsoft, Virgin o Gillette han sucumbido a sus encantos y de sus colaboraciones han salido interesantes piezas publicitarias. Tampoco les han faltado los premios: Laus, El sol, C de C o Cannes, ni más ni menos. Todos han sabido reconocer el ingenio y creatividad de esta pareja.

honda01

Captura de pantalla 2013-12-05 a la(s) 17.33.22honda02

Su imaginario rebosa de historias infantiles, de los juegos a los que jugaban de niños, de los cómics que dibujaban y de los juguetes que construían. Pura creatividad. Merece la pena perderse un rato por su web.

A Dirceu Veiga le encanta el café, le gusta tanto que un día pensó que podría utilizarlo para crear. Así fue como este ilustrador brasileño decidió especializarse en dibujar con café e inspirado por la cafeína creó estas obras tan geniales.

1f54d93d943415ca-elviscoffee754e17fa6ebeb138-amy

Lo cierto, es que si nos damos una vuelta por la red, veremos que no son las únicas obras creativas con el café como materia prima.



Algunas de las más sorprendentes son las de Kazuki Yamamoto, con un café, leche y espuma, esta japonesa crea figuras en 3D para los clientes del Cafe10g en Osaka. Sencillamente impresionante.

latte-coffee-art-kazuki-yamamoto-george_10g-twitter-22-3d-latte-art-by-kazuki-yamamoto-24-3D-Latte-Art-by-Kazuki-Yamamoto

Desde luego, la cafeína inspira y mucho.