Info

Entra. Cierra la puerta y tira la llave. Estás dentro. Esta es tu sociedad. Disfruta del lugar donde café y cultura convergen.

Facebook Twitter Instagram Spotify Spotify

Archive for febrero, 2014

Todo empezó en 1910 cuando Luis Bellido, un arquitecto español, decidió reconstruir el territorio de la Dehesa de Arganzuela y convertirlo en un matadero situado cerca del río y del ferrocarril.

Ciento cuatro años después, el antiguo matadero municipal de Legazpi es un espacio de creación contemporánea abierto a diversas manifestaciones artísticas. En el Matadero de Madrid podemos disfrutar del arte y la cultura gracias a la organización de diversos talleres, actividades y exposiciones en los que participa gente de toda edad.

El lugar nos encanta. Si estás en Madrid, acércate al Matadero y disfruta de una película, de una exposición, de una obra de teatro o de algún taller.

Un espacio que merece la pena visitar.

big_Gal_MataderoMadrid_1
11050641103_f0728f89e2_o

Think Invisible es un colectivo que se define como “Curious. Playful. Thoughtful” y que pretende explorar el modo en que trabaja nuestra creatividad mediante imágenes que despierten, animen y en cierto modo reten nuestro ingenio.

Crean diseños para hacernos pensar, diseños que tienen un poco de “¿Dónde está Wally?” y otro poco de ilusión óptica basada en las teorías Gestalt sobre las formas y el color.

Sus creaciones se basan en la simplificación más absoluta, enseñan únicamente aquellos elementos más importantes, los detalles con la información esencial. Nuestra mente hace el resto: completa, rellena y descubre.

La idea es más sencilla de lo que parece y el juego que plantean, bastante divertido. Juzgad vosotros mismos.

tumblr_m6w2maBJud1rssctso1_1280 tumblr_m57lw3D1Hi1rssctso1_1280 tumblr_m6aayelvLz1rssctso1_1280 tumblr_m3v4u5ARIA1rssctso1_1280

Un estudio compartido por un arquitecto, un diseñador y un par de fotógrafos, ¿Un espacio de creación o una oficina?

Los nuevos modelos de trabajo han redefinido los tradicionales espacios de trabajo; tareas más creativas, equipos multidisciplinares y jornadas más flexibles han dado puerta a las clásica oficinas.

800px-Cubicle_land

(Imagen: Larsinio / Dominio Público)

La crisis agudiza las mentes, dicen, y en los últimos tiempos el coworking se ha  convertido en una práctica extendida en las principales ciudades del país. Lo que empezó como una forma de compartir gastos, ha derivado en una práctica que permite la colaboración entre profesionales y el intercambio de conocimiento.

Aunque si pensamos en los nuevos modelos de trabajo, ni tan si quiera el espacio de trabajo físico es ya necesario. WordPress, por ejemplo, ha constituido una empresa de más de 200 empleados repartidos en 141 ciudades y 28 países. Trabajan con distintos horarios y en distintos lugares: desde casa, en espacios compartidos o por qué no, en cafeterías. No les ha ido mal, el 2012, WordPress facturó más de 45 millones de dólares.

Si queréis saber más sobre WordPress, Yorokobu explica largo y tendido, y si queréis un nuevo espacio de trabajo, buscad vuestra cafetería Blackzi más cercana