Info

Entra. Cierra la puerta y tira la llave. Estás dentro. Esta es tu sociedad. Disfruta del lugar donde café y cultura convergen.

Facebook Twitter Instagram Spotify Spotify

Posts from the Sin categoría Category

Es imposible saber lo que va hacer que hoy sea un gran día. Una nueva canción que suena en la radio, la llamada de un amigo que hace tiempo que no ves, un billete de 20€ en el bolsillo del pantalón o una buena dosis de cafeína activando tu ingenio.

Y es que la cafeína es un psicoestimulante que influye en el sistema nervioso y permite aumentar la capacidad de atención y percepción provocando sensaciones subjetivas como la confianza, la motivación, la eficiencia o la concentración. No hay nada mejor que la cafeína para convertir un monótono e improductivo día en algo muy diferente.

Según un estudio del MIT, el “coffee break” eleva un 8% la productividad de los trabajadores. Parar, reunirse, charlar y beber café no solo sirve para desconectar también se prepara cuerpo y mente para dejar de lado el cansancio y el estrés, favoreciendo así la creatividad y la inspiración.

dog morning(imagen: Junior Zapata. Nada que ver!)

Así que ya lo sabéis, la próxima vez que os sintáis atascados en el trabajo bajad a la cafetería, pedid un café y disfrutad de ese momento, instantáneo e informal, porque puede que ese día sea un gran y productivo día.

Todo empezó en 1910 cuando Luis Bellido, un arquitecto español, decidió reconstruir el territorio de la Dehesa de Arganzuela y convertirlo en un matadero situado cerca del río y del ferrocarril.

Ciento cuatro años después, el antiguo matadero municipal de Legazpi es un espacio de creación contemporánea abierto a diversas manifestaciones artísticas. En el Matadero de Madrid podemos disfrutar del arte y la cultura gracias a la organización de diversos talleres, actividades y exposiciones en los que participa gente de toda edad.

El lugar nos encanta. Si estás en Madrid, acércate al Matadero y disfruta de una película, de una exposición, de una obra de teatro o de algún taller.

Un espacio que merece la pena visitar.

big_Gal_MataderoMadrid_1
11050641103_f0728f89e2_o

Think Invisible es un colectivo que se define como “Curious. Playful. Thoughtful” y que pretende explorar el modo en que trabaja nuestra creatividad mediante imágenes que despierten, animen y en cierto modo reten nuestro ingenio.

Crean diseños para hacernos pensar, diseños que tienen un poco de “¿Dónde está Wally?” y otro poco de ilusión óptica basada en las teorías Gestalt sobre las formas y el color.

Sus creaciones se basan en la simplificación más absoluta, enseñan únicamente aquellos elementos más importantes, los detalles con la información esencial. Nuestra mente hace el resto: completa, rellena y descubre.

La idea es más sencilla de lo que parece y el juego que plantean, bastante divertido. Juzgad vosotros mismos.

tumblr_m6w2maBJud1rssctso1_1280 tumblr_m57lw3D1Hi1rssctso1_1280 tumblr_m6aayelvLz1rssctso1_1280 tumblr_m3v4u5ARIA1rssctso1_1280

Un estudio compartido por un arquitecto, un diseñador y un par de fotógrafos, ¿Un espacio de creación o una oficina?

Los nuevos modelos de trabajo han redefinido los tradicionales espacios de trabajo; tareas más creativas, equipos multidisciplinares y jornadas más flexibles han dado puerta a las clásica oficinas.

800px-Cubicle_land

(Imagen: Larsinio / Dominio Público)

La crisis agudiza las mentes, dicen, y en los últimos tiempos el coworking se ha  convertido en una práctica extendida en las principales ciudades del país. Lo que empezó como una forma de compartir gastos, ha derivado en una práctica que permite la colaboración entre profesionales y el intercambio de conocimiento.

Aunque si pensamos en los nuevos modelos de trabajo, ni tan si quiera el espacio de trabajo físico es ya necesario. WordPress, por ejemplo, ha constituido una empresa de más de 200 empleados repartidos en 141 ciudades y 28 países. Trabajan con distintos horarios y en distintos lugares: desde casa, en espacios compartidos o por qué no, en cafeterías. No les ha ido mal, el 2012, WordPress facturó más de 45 millones de dólares.

Si queréis saber más sobre WordPress, Yorokobu explica largo y tendido, y si queréis un nuevo espacio de trabajo, buscad vuestra cafetería Blackzi más cercana

 

No deja de sorprendernos lo que algunos hacen con papel. Verdaderas obras de arte complejas y a la vez sutiles que surgen de un material tan sencillo como el papel.

El arquitecto y diseñador Yusuke Oono recorta libros con laser para crear estos impresionantes cuentos-escultura en volumen.

Cut-Paper-Books-by-Yusuke-Oono3-640x426 Cut-Paper-Books-by-Yusuke-Oono7-640x426 Cut-Paper-Books-by-Yusuke-Oono9-640x426

Los alimentos de Maria Laura Benavente están hechos con papeles de colores y tienen una riqueza visual muy interesante. Nuestra preferida es la del café, sin lugar a dudas.

Paper-Craft-Sculptures-Of-Food-2 Paper-Craft-Sculptures-Of-Food-10 Paper-Craft-Sculptures-Of-Food-3

Por último, y hechas también con papel y una asombrosa habilidad, encontramos estas hiperrealistas esculturas de animales salvajes creadas por el artista canadiense Calvin Nicholls. Impresionantes.

3D-Paper-Sculpture1 3D-Paper-Sculptures19-640x431 3D-Paper-Sculptures20-640x480

Nosotros no hemos conseguido pasar de la papiroflexia, pero desde luego, todo es ponerse.

Hay ideas que en cuanto salen a la luz suenan a película de ciencia-ficción, a broma, ideas que te hacen pensar ¿Es hoy el día de los inocentes? Amazon Prime Air es, sin duda, una de esas ideas.

Para los que aún no sepáis de que os hablamos aquí va la explicación: Jeff Bezos, consejero delegado y fundador de Amazon, ha puesto en marcha un proyecto para entregar sus pedidos con drones voladores no pilotados. ¿Genialidad o locura? Juzgad vosotros mismos.

Los llamados ‘Octocopter’ serán capaces de llevar paquetes de hasta 2,3 kilos (el 86% de los envíos de la compañía) directamente a las casas de los compradores en media hora.

Si necesitáis ver para creer, no se hable más, aquí os dejamos el video.



Bezos aseguró que el gran problema no es tecnológico sino legal y de seguridad. En cuanto Amazon consiga los permisos y se cumplan todos los requisitos de seguridad para evitar accidentes (que te caiga un dron volador en la cabeza, por ejemplo) el proyecto entrará en funcionamiento. Según el propio Bezos, aún habrá que esperar cuatro o cinco años.

En fin, que si sois de los que tenéis descabelladas ideas en la cabeza, apostad por ellas, puede que el día menos pensado las veamos en marcha.

La música es, sin duda alguna, uno de los sectores en el que más se desarrollan proyectos de mecenazgo colectivo. Y es que el croudfunding es una práctica en alza en la financiación de proyectos culturales.

Hace a penas 3 años que empezaron a surgir los primeros proyectos croudfunding, pero hoy ya contamos con numerosos casos de éxito que lo sitúan como una alternativa real a la financiación convencional.

No sólo artistas como Lloyd Cole, Throwing Muses o Standstill sino también festivales de música como el “RiverSong” de Minnesota, con propuestas folk, blues y jazz; o el “Gonohe” en Japón, en el que se combinan actuaciones musicales que van desde la samba hasta los ritmos tradicionales japoneses. Ambos festivales, financiados gracias a las microaportaciones de sus seguidores, ponen de manifiesto el valor de esta nueva forma de mecenazgo.

croudfunding(imagen:tipografiadigital.net/)

A pesar de estos éxitos, la microfinanciación también cuenta con escépticos, no solo en la industria discográfica convencional. Los hay que se preguntan si este sistema funcionaria para propuestas musicales más consolidadas o para artistas con mayores recursos.

Hasta el día de hoy, la mayoría de los casos de éxito son: bien proyectos de artistas emergentes o bien propuestas alternativas; en casi todos los casos, sin industria discografía detrás.

¿Estaría la gente dispuesta a financiar el proyecto musical de un artista consolidado y con recursos propios? ¿Es necesario invertir en un festival musical con trayectoria y que no necesita de impulso para seguir en el panorama musical?

Aún es difícil responder a estas preguntas y el futuro de la industria musical y de la viabilidad económica de proyectos musicales es aún incierto. Lo que sí es cierto, es que gracias al croudfunding hoy la música tiene un nuevos caminos por recorrer.

 

La música es un arte indiscutible que tiene un enorme potencial al combinarla con otras artes, como la literatura. Una buena canción puede aportar a una novela nuevos matices, generar atmosferas más complejas o potenciar sensaciones.  Esto tan evidente y a la vez tan brillante es lo que han pensado los chicos de la editorial Alfaguara, que han puesto en marcha su proyecto Banda Sonora de una Novela, donde los propios autores crean playlists de Spotify que acompañan la lectura de sus novelas. Las canciones de la época en la que se desarrolla la historia de la novela, los temas favoritos de los protagonistas, o sencillamente la música que inspirara al autor en su proceso de creación.

Las primeras listas ya están creadas, y así Fernández Mallo elige a bandas como Portishead o Radiohead, Manuel Vilas a Christina Rosenvinge y Bob Dylan, Benjamín Prado se queda con Johnny Cash y Ben Harper y Roncagliolo con Nacha Pop o Iván Ferreiro.

Maravilloso, un bueno libro y la música que mejor lo acompaña ¿Se puede pedir más? Por supuesto, un Blackzi por favor.

Stefan Sagmeister es uno de los diseñadores más influyentes de los últimos tiempos. Estudió en Viena y Nueva York y ha trabajado en importantes agencias y estudios de diseño. Entre sus clientes destacan los Rolling Stones, Lou Reed, o The Guggenheim Museum. Ha escrito libros, impartido conferencias y exhibido en las principales ciudades del mundo.

Sin embargo, lo más interesante de su recorrido es quizá su trabajo personal entorno al concepto de la felicidad.

A través del diseño, el cine, la infografía, la escultura y las instalaciones interactivas, Sagmeister reflexiona sobre la felicidad y explora canales como la meditación, las terapias cognitivas o los medicamentos como mecanismos para alterar el humor y intervenir en la felicidad de las personas.

HappyShow2 BikeNeonSignHappyShow1

Las piezas que conformaron su exposición “The Happy Show” nos permiten adentrarnos en su universo más personal e intimo; una forma de conectar con su búsqueda personal de la satisfacción.

Un trabajo de lo más interesante, sin lugar a dudas.